Español Inglés
flamenco montoya
Buscar artista Busque un artista
Escriba el nombre del artista que busca
 
Artistas > Cante > MAYTE MARTÍN

MAYTE MARTÍN



ampliar

ampliar

ampliar

Mayte Martín nació para cantar. Y el día que abrió la boca para hacerlo le salió flamenco. Mayte Martín llegó al flamenco sin buscarlo y lo aprendió sin proponérselo, sin otro método que el corazón. Mayte Martín creció aislada, refugiada en su música, y envuelta en música flota, sobrevuela el mundo.

 Maria Teresa Martín Cadierno nació en Barcelona, en 1965, en una familia que guardaba la música en un baúl traído del sur. El padre de Mayte había llegado de Málaga, arrastrando sueños de luz y una çintima colección de discos donde habitaban las voces de Juanito Valderrama, de Concha Piquer, La Niña de los Peines, La Paquera... de flamencos y tonadilleros que iluminaron con pálida luz de feria unos años oscuros. Mayte escuchó aquellas canciones hasta conocer cada doblez de la melodía, cada pulso de la emoción. Con esas canciones soñaba cuando estaba en la escuela, cuando se entretenía en los juegos, y a ellas volvía siempre para recuperar la complicidad de la música, la felicidad. Mayte confirmó su vocación con cada lágrima que oyó contar y se dejó guiar por el faro de la intuiciión cuando entendió que también ella quería sentir con la voz.

 Mayte Martín es cantaora flamenca, pero en realidad es cantaora de historias tan personales que son por fuerza universales. Al flamenco, que es su primera palabra musical, llegó con el paso solitario del autodidacta, y la misma libertad que le enseñó a acatar hizo su voz empecinada y pura. Aprendió con las entrañas, y moldeando la materia de los sentimientos fue dando forma a un mundo entrañable, propio: ganó un concurso radiofónico; paseó su cante crecido de niña madura por las peñas flamencas de Barcelona; llegó al duende adulto por la puerta de la noche sin haber cumplido aún los 18.

 Pasaron los años, se le espesó la voz y Mayte quiso contar su vida flamenca en un primer disco, “Muy Frágil” (1994), donde se explicó con un cantar robusto y confirmó una vieja verdad: las canciones pueden ser muchas, pero la pasión es una; las músicas pueden ser complejas, pero la verdad es simple. Con esa certeza, Mayte entregó su expresión desbordante al desgarro elemental del bolero. Y en el disco “Free Boleros” (1996) cantó, con la boca salada y el piano oceánico de Tete Montoliu, esas historias sin lugar de un amor que no conoce el tiempo. Igual que no lo conocen Mayte ni su voz, dotada de una fuerza antigua.

 En 1996, Mayte Martín ganó el premio Ciutat de Barcelona de Música;  y llenó el Palau de la Música navegando por los boleros con Tete. En 1997 propuso con Melange en negro y caoba un camino hacia el quejío melódico, el flamenco de cámara; y  arrastró hasta Barcelona, durante el festival Grec de verano el vendaval de Belén Maya.

 En 2001, con su premiada y ovacionada obra de madurez total, "Querencia", Mayte Martín apuesta, desde la austeridad, por una ortodoxia contemporánea que reivindica, al mismo tiempo, el cante antiguo y la creatividad.

 Su siguiente disco 'Tiempo de Amar' fue nominado a los Premios Grammy's Latinos 2001 como “Mejor álbum de Flamenco”.

En 2003, la compañía Mayte Martín-Belén Maya estrena el espectáculo ” Flamenco de Cámara” y en 2005 y 2006 presenta su espectáculo “Mis 30 años de amor al arte” en el que interpreta temas de su trayectoria flamenca y también boleros.

En 2007 y junto a las pianistas y hermanas Katia y Marielle Labéque presenta un nuevo proyecto con el título “De fuego y de agua” en el que incluyen canciones populares españolas que recogió Federico García Lorca  junto a temas de Joaquín Rodrigo, Manuel de Falla, Enrique Granados, Paco de Lucía, Carlos Gardel, varios temas tomados del repertorio de Mayte Martín y otros escritos para la ocasión por Joan Albert Amargós y Lluís Vidal, autores de los arreglos para voz y dos pianos. Este proyecto se edita en un disco con el mismo nombre en el verano de 2008.   

Su último trabajo data de  2009, al publicar y transformar en disco su espectáculo “Al cantar a Manuel” con versos del poeta malagueño Manuel Alcántara que José Luis Ortiz Nuevo le encargó musicar para homenajear al poeta en el certámen “Málaga en Flamenco” 2007.